El PCB: Valientes especialistas de EE. UU., Rusia y la República Checa comparten la verdad sobre la vacunación

Este video se puede ver también aquí:
https://ugetube.com/watch/aRqXHKNRn7rNm5a
https://rumble.com/vt6ttz-valientes-especialistas.html
https://cos.tv/videos/play/33686770065903616
https://www.bitchute.com/video/LaMBFF7V5FRd/

https://vkpatriarhat.org/es/?p=11801
https://bcp-video.org/es/valientes-especialistas/

Suscríbase a los boletines del PCB
https://forms.sendpulse.com/ab49125fe2/

Los primeros meses del año 2020 estuvieron marcados por el brote de infección que causó menos muertes que la gripe estacional común. La pandemia artificial no solo afectó al sector sanitario, sino que también paralizó la economía, la educación, la vida privada y socavó la moral. El Vaticano ha tomado parte activa en esta pandemia artificial. El pseudopapa la allanó el camino con la idolatría a la Pachamama y con promover sin descanso la legalización de la sodomía. Dios ha puesto ante la humanidad el fuego temporal (2 P 2, 6) y eterno (Judas 1, 7) como ejemplo amonestador de castigo por sodomía. A través de sus actividades criminales, Bergoglio ha traído conscientemente una maldición sobre la Iglesia y la humanidad. Este pseudopapa ha boicoteado cínicamente las advertencias urgentes de los expertos contra la vacunación con ARNm. Ha obligado a todo el Vaticano a vacunarse. Todos excepto tres guardias suizos han sucumbido.

El Patriarcado católico bizantino (PCB), por otro lado, ha apoyado la postura verdadera de los científicos morales incorruptibles, que han alzado su voz en defensa de la verdad contra el sistema de mentiras. Recordemos su voz. Entre ellos figuran los científicos estadounidenses de alto nivel como la Dr.ª Judy Mikovits y el Dr. David Martin, la microbióloga checa Soňa Peková y el Prof. Alexander Redko de Rusia. Cabe mencionar al margen la conferencia científica en San Petersburgo celebrada del 20 al 21 de octubre de 2021 y la cumbre de médicos en Roma del 12 al 14 de septiembre de 2021 donde más de 12 700 médicos y científicos firmaron la «Declaración de los médicos». Se refirieron a la vacunación experimental forzada como un crimen contra la humanidad tal como lo define el Código de Núremberg.

¿Cómo califican la vacuna los especialistas estadounidenses David Martin y Judy Mikovits?

Dr. David Martin: Ésta no es una vacuna. Se trata de ARN mensajero empaquetado en una envoltura de lípidos que se introduce en una célula. Es un dispositivo médico diseñado para estimular a la célula humana a convertirse en una fuente de patógenos. No es una vacuna... La vacuna, en realidad, es un término legalmente definido. Es un término legalmente estipulado en la ley de salud pública y en los estándares de los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) y la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos).

Abogado Rocco Galati: Entonces, ¿cómo debería referirme a ella? ¿Sustancia química?

Dr.ª Judy Mikovits: Estás en lo correcto. Es un patógeno sintético. Literalmente han inyectado la parte patógena del virus en el cuerpo.

Rocco Galati: Si es un patógeno, eso me dice que me va a enfermar.

Dr.ª Judy Mikovits: Sí, así es.

Dr. David Martin: Te inyectan una sustancia química para inducir enfermedad, no para despertar una respuesta inmunitaria que proteja de la infección. En otras palabras: nada de esto va a impedir que transmitas cualquier cosa. Esto está diseñado para enfermarte y para que tus propias células sean las que causen tu enfermedad.

Abogado Rocco Galati: ¿Así que esto desencadenará una respuesta autoinmunitaria?

Dr.ª Judy Mikovits: Sí, puede hacerlo y lo hará...

Dr. David Martin: Entre muchas otras cosas...

Dr.ª Judy Mikovits: Puede causar directamente esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad de Alzheimer, porque esa es la expresión de esa envoltura patógena... puede acelerar el desarrollo del cáncer... Se sabe desde hace décadas que esto es el resultado de la expresión de este trozo de virus. Literalmente, te inyectan la enfermedad.

Los expertos estadounidenses dicen sobre la vacuna de ARN mensajero que esta sustancia química ni siquiera puede llamarse vacuna según los estándares de los CDC y la FDA y la ley de salud pública. Es necesario saber que todo cristiano está obligado en conciencia y por la ley de Dios a no obedecer a la autoridad eclesiástica o al papa si éstos le ordenan cometer un pecado grave.

Hoy, el papa y la jerarquía eclesiástica se han abierto a las herejías y se han opuesto públicamente a la ley de Dios. Si estos apóstatas obligan a la gente a vacunarse, entonces es literalmente cierto que: «¡Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres!» (Hch 5, 29). El apóstol Pedro subraya: «Vosotros mismos juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios».

¿Qué opina el experto en Inmunología, el profesor Alexander Redko de San Petersburgo, Rusia, sobre el tema?

Prof. Alexander Redko

Suelo visitar hospitales para los pacientes con covid, sigo de cerca este trabajo, estoy al tanto de lo que está pasando allí… Y son sobre todo los vacunados los que se enferman. Desarrollan todos los síntomas obvios del coronavirus. Según los datos de anatomopatólogos individuales, 62% de los ingresos en las salas de covid están completamente vacunados. Los códigos QR determinan quiénes son los buenos y quiénes son los malos. Los sanos son los malos, los enfermos y vacunados son los buenos. Eso es lo que indica el código QR, nada más.

No hay pandemia. Para declarar el estado de pandemia, es necesario que la epidemia afecte a todos los países. Pero aquí no hay epidemia. Para epidemia es necesario que el 5% (de la población) se enferme al mismo tiempo.

La prueba PCR está diseñada para los virus de cadena larga. Y este es un virus de cadena corta. Significa que es de una esfera completamente diferente. Estas pruebas no pueden detectar el coronavirus.

Todos nos extinguiremos a causa de una mentira total. Porque dondequiera que vayas, verás la mentira.

Es un delito recetar antivirales sin tenerlos contra el virus SARS-CoV-2. ¡Y eso se puede encontrar en los métodos del Ministerio de Salud! ¿Entonces, qué se debe hacer con el Ministerio de Salud? Decidan por ustedes mismos.

Ahora nos convierten a todos en bichos raros aislados. Nos encerrarán en casa y transferirán a los niños al aprendizaje a distancia para aislarnos y causar el deterioro inmunitario.

Esto no es una pandemia, sino una infodemia. Y todo esto que está pasando es solo política y un experimento socioeconómico con nuestra población.

Sputnik V: no es Sputnik «uve», sino «cinco», porque es la quinta vacuna que han estado desarrollando en la historia de su empresa. Y no han conseguido fabricar ninguna.

Creo que es necesario vacunarse A) si hay una vacuna, B) si el virus no muta, es decir, si la vacuna puede ayudar a luchar contra lo que está presente en el medio ambiente.

El virus que estaba aquí hace tiempo ya no está. Aquello contra lo que quieren desarrollar la vacuna —cuyo desarrollo generalmente lleva seis años— ese virus ya no está aquí. Hay algunas variantes delta, pueden llamarlas como quieran, pero eso ya es algo totalmente diferente. Y usted dice que se está vacunando contra algo que estuvo aquí hace dos años... Eso es un fraude. Es un fraude criminal. Dicen que la vacuna ya no funciona, porque ahora tenemos una nueva variante. ¿Y por qué siguen vacunando? Si de verdad les importa tanto, ¡fabriquen la vacuna contra esta variante!

Así que lo que nos están ofreciendo no es una vacuna. Es el adenovirus 26 y el adenovirus 5, al que han puesto la proteína de la espícula, ¿y por qué? Eso no está claro. Es que el SARS-CoV-2 nunca ha sido aislado. Ofrecen una recompensa de 1,5 millones de euros para el que lo aísle. Y si nadie lo había aislado nunca, ¿contra qué están vacunando en realidad? ¿Por qué engañan a la gente? Este es un proyecto comercial.

E insisto en que ni siquiera es posible discutir sobre este tema, ya que a) el virus no ha sido aislado, b) no existe vacuna contra él, c) los ensayos clínicos de fase III se completarán el 31 de diciembre de 2022, y ahora estamos en 2021. Los ensayos no se han completado, los resultados de la primera fase cuando todas las ratas murieron no se han publicado. Los resultados de la tercera fase tampoco se publican porque los ensayos no se han completado. No se ha determinado el título de anticuerpos, no se ha evaluado el efecto de la vacunación sobre la evolución de la epidemia ni la respuesta inmunitaria. ¿Qué tipo de resultados son estos? En caso de resultados como estos, es necesario cerrar el proyecto y no iniciar la vacunación masiva.

Pero la gente no lo sabe. Dicen: «Me han pinchado y estoy bien». Al 25% de las personas se les inyecta placebo, y es por eso por lo que se sienten bien y por eso se vuelven a enfermar. Pero aquellos que realmente se vacunaron se enferman más gravemente. Y contraen un coronavirus completo con todos los síntomas posteriores al covid, con daño pulmonar, con daño al sistema nervioso central, con síndrome de Guillain-Barré y todos los demás problemas. Todo lo que acompaña al covid, lo mismo se presenta después de la vacunación. Y tengo muchos conocidos y conocidos de conocidos, que a) se enfermaron y b) ya no están entre los vivos —después de la vacunación—.

¿Precisamente después de la vacunación?

Sí, precisamente después de la vacunación. Según los datos de anatomopatólogos individuales, 62% de los ingresos en las salas de covid están completamente vacunados.

Los mentirosos profesionales en los principales medios de comunicación, así como los mentirosos religiosos, promueven vacunas peligrosas y no probadas. Por el contrario, un verdadero experto, que es la voz precautoria de la verdad y un reproche viviente para muchos, clama: «¿Por qué engañáis a la gente?». 1) El virus nunca ha sido aislado; 2) no existe vacuna contra él; 3) los ensayos clínicos no han terminado. Los estafadores no dijeron que todas las ratas habían muerto en la primera fase de los ensayos. El experto advierte contra el terror vaccíneo anticonstitucional: «Todos nos extinguiremos a causa de una mentira total. Porque dondequiera que vayas, verás la mentira».

El pseudopapa Bergoglio es el mayor mentiroso. Él es muy consciente de que esta pseudovacuna altera el genoma humano, lo que es una rebelión contra Dios el Creador. Contiene nanopartículas y forma parte del plan de la implantación de microchips ¡del que la Biblia advierte hablando del lago de fuego! Además, contiene óxido de grafeno que lleva un identificador. El pseudopapa también sabe que la vacuna contiene tejido arrancado sádicamente de los pulmones o riñones de niños no nacidos aún vivos, que luego son asesinados. Esto es satanización. La sangre de los niños asesinados en un ritual satánico viene sobre las personas que reciben esta pseudovacuna. Es el antibautismo del diablo a través del cual este mentiroso y homicida reclama las almas de los vacunados.

Y estos crímenes de rebelión contra Dios y la humanidad son promovidos cínicamente por el archihereje que ocupa el papado. Utiliza consignas demagógicas y criminales como: «¡Vacuna (debe ser) para todos!» y sin un solo argumento científico y en contradicción con la ley de Dios, dice a sangre fría: «¡Hay que hacerlo!». Llamar «acto de amor» a este crimen indignante es el colmo de la desvergüenza, de la obstinación diabólica y de la impenitencia. Preguntamos: ¿Un acto de amor hacia quién? ¿Hacia Satanás? ¡Además, este archihereje azuza con mentiras el odio y el linchamiento de los inocentes acusándolos de ser una amenaza para los sanos! Pero la realidad es todo lo contrario. Los vacunados engañados se convierten en laboratorios para la producción de nuevos virus peligrosos.

El archimentiroso, Judas e impostor religioso es seguido por muchos obispos y sacerdotes traidores, tanto católicos como ortodoxos. ¡Incluso están exigiendo la vacunación como condición para entrar en las iglesias! Este es un gesto de traición a Cristo y el servicio a Satanás. Un cristiano ya no debe entrar en una iglesia así, porque eso lo pondría en el camino que lleva a la perdición eterna. El profesor Redko habla con una voz profética de advertencia: «Todos nos extinguiremos a causa de una mentira total». Y nosotros añadimos: Es sobre todo la mentira de los políticos corruptos, de los medios de comunicación y del clero traidor.

Ojalá haya obispos valientes, como el buen pastor Carlo Maria Viganò. Él tiene la misma actitud hacia el coronavirus que los médicos valientes, llamando verdad a la verdad y mentira a la mentira.

Vamos a citar brevemente a la microbióloga checa Soňa Peková:

«En la primavera de 2020, lo abordamos de frente, me refiero a nuestro laboratorio, porque es mi trabajo detectar enfermedades infecciosas en personas y animales. Llevo trabajando intensamente en este campo desde 2006. Abordamos esta situación de manera profesional y estábamos entusiasmados por ayudar con el diagnóstico. Estuvimos trabajando en esto toda la primavera, estuvimos muy involucrados, casi hasta el punto en que ya no era saludable. Continuamos en el verano y, por supuesto, el otoño de 2020.

En ese momento entendí lo que estaba ocurriendo. Esencialmente, se confirmaron mis suposiciones de que algo turbio estaba pasando. Luego nos retiramos de las pruebas, porque nos dimos cuenta de que todo el propósito de lo que estaba sucediendo no era más que una intimidación grave de las personas y la sociedad, y que, en realidad, el objetivo era provocar constantemente un sentimiento de miedo en la población y mantenerlo vivo de cualquier manera posible. Así que siguen haciendo pruebas y se declaran nuevos focos de casos positivos aquí y allá… Sin embargo, actualmente hay pocos casos positivos. Tengo la información de los Departamentos de Anestesia, Reanimación y Cuidados Intensivos en Praga…

Por lo tanto, esto no es una pandemia.

En realidad, deberíamos haber tocado retirada hace mucho tiempo y decir: Bueno, todos entramos en pánico un poco, ahora volvamos, trabajemos y vayamos a la escuela y sigamos viviendo una vida normal, y no más mascarillas ni nada similar.

El covid es solo una herramienta de algo que provocará cambios en la sociedad, y debido a que la herramienta que habían elegido usar es la más fuerte, arremetieron al instinto más fuerte, que es la supervivencia. Les atemorizan a ustedes diciendo que morirían de un virus, pero todos moriremos, algunos en 30 años, algunos en 2 años, algunos hoy. Nadie sabe cuándo sucederá, pero la gente no se da cuenta de este hecho. Sin embargo, todos comenzaron a temer pavorosamente que muriesen de un virus. Y eso es una guerra psicológica».

El año pasado, Soňa Peková y su laboratorio diagnosticaron a 30 000 personas y llegaron a la conclusión de que esto no es una pandemia, y el covid es solo una herramienta de guerra psicológica para el cambio en la sociedad. El instinto de supervivencia ha sido atacado para asustarlos con la perspectiva de que mueran de un virus, pero tarde o temprano todos moriremos. Y la gente no se da cuenta de eso. ¿Qué más decir?

¡Que la gente comience a darse cuenta de que al final morirá! Esta es una realidad de la que nadie puede dudar. Sí, alguien morirá antes, alguien más tarde. La verdadera sabiduría es pensar en el final de la vida, contar con la muerte, el juicio de Dios y la eternidad. ¡Que la gente comience a darse cuenta de esto, especialmente en este tiempo de mentiras coronavíricas y presiones destinadas a acelerar la muerte! La solución no es caer en la desesperación; la solución es la Verdad, es decir, Jesús, el Hijo de Dios y el Salvador. Él nos ha ganado la vida eterna. Él es la resurrección y la vida. Solo tenemos que recibirlo: «A todos los que le recibieron, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios» (Jn 1, 12). Para poder recibirlo y para que Él pueda vivir en nosotros, tenemos que llamar verdad a la verdad y mentira a la mentira, hoy en día especialmente en lo que respecta al tema del fraude vaccíneo. Que todos los profesionales médicos valientes y verdaderos sean un ejemplo para nosotros en el camino de la verdad. Hoy en día son la voz profética salvadora para toda la humanidad.

+Elías
Patriarca del Patriarcado católico bizantino

+Metodio OSBMr +Timoteo OSBMr
obispos secretarios

28 de diciembre de 2021